CREARON UN PEZ ROBOT PARA REDUCIR LA CONTAMINACIÓN EN LOS OCÉANOS

Un estudio realizado en 2019 por Dalberg, consultora internacional que investiga y trabaja por los grandes desafíos del desarrollo global, a pedido de la Organización Mundial de Conservación, confirma que una persona adulta ingiere, junto con sus alimentos, cinco gramos de plástico cada semana, lo que representa aproximadamente el tamaño de una tarjeta de crédito.

 

Los microplásticos, diminutas partículas que se desprenden de artículos de plástico más grandes, como botellas o ropa sintética, están presentes en todos los ecosistemas del planeta amenazando al medio ambiente y la salud animal y humana. Proceden de la descomposición de productos de plástico manufacturados y de residuos industriales. Y llegan a nuestros alimentos y bebidas que se consumen. Esto hizo que se encuentren partículas en la sangre humana y hasta en los pulmones.

 

En medio de este complejo panorama, investigadores de la Universidad de Sichuan, China, desarrollaron un pez robótico capaz de eliminar las partículas de microplástico en el agua. Incluso, afirmaron que esta misma tecnología puesta en de forma masiva podría ayudar a limpiar la contaminación en los océanos de todo el mundo.

 

Los robots tienen un tamaño de apenas 1,3 centímetros, son acuáticos y fueron diseñados para atacar las partículas de microplástico. Por eso, este pequeño pez robot es ideal para eliminar ese tipo de polución, ya que a su paso absorbe todos los contaminantes que encuentra.

 

Los científicos esperan ahora que el pez robot no solo recoja microplásticos más allá de la superficie del agua, sino también a niveles más profundos, y proporcione información que analice la contaminación marina en tiempo real.

 

El pez robot es controlado por la luz, al encender y apagar un láser de luz casi infrarroja. La cola del pez se mueve de un lado a otro y logra la propulsión necesaria para nadar. Es capaz desplazarse hasta 2,76 veces su tamaño por segundo. Además, es biodegradable y biocompatible, es decir que si se lo comen otros peces, puede ser digerido sin daños, ya que está hecho de poliuretano.

 


 

 


 

Mail: proyecto.tekora@claretiana.org - Teléfono: 011 4305-9510 - Lima 1360, Cdad. Autónoma de Buenos Aires - Argentina
Mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. - Teléfono: +5411 4305-9510 - Lima 1360, 1138, Ciudad Autónoma de Buenos Aires - Argentina